El Tirisiti

Es, sin duda, el personaje más popular de Alcoy, conocido e identificado por niños y mayores y generador de recuerdos y sensaciones. Con Tirisiti, su belén, lleno de anacronismos, provocaciones e irreverencias, asumidas y aceptadas, constituye una de las joyas del patrimonio alcoyano y hay que elogiar y destacar las medidas que, desde 1990, bajo la tutela del Ayuntamiento, se han ido adoptando para garantizar su continuidad y su mantenimiento como patrimonio de todos. Pero Tirisiti no se ha quedado inmóvil en Alcoy, se ha proyectado internacionalmente como singularidad del teatro de títeres; ha sido motivo de estudios y análisis de especialistas, cuenta con más de 14.000 referencias en internet y se ha logrado una difusión que le han convertido en personaje conocido por prácticamente todos los niños de la Comunidad Valenciana. Un éxito que no se le puede discutir al grupo La Dependent como artífice de la gestión en esta nueva etapa.

Tirisiti es el icono diferenciador de la Navidad alcoyana, un indiscutible ‘made in Alcoy’ con una consolidada presencia en la historia de la ciudad y la de los alcoyanos.

LA HISTORIA

Su carácter popular y espontáneo ha hecho que no exista una documentación que acredite formalmente su partida de nacimiento, pero hay datos que nos hablan de barracones de belemeros alcoyanos desde la década de 1870, exactamente de tres, conocidos como El tío Sarguero, Pepe El Cullerotero y José Esteve Carbonell.Tres barracones de belenes que se repartían por distintos puntos de la plaza San Agustín, en el centro de la población. La competencia para atraer al público obligaba a que en sus representaciones de títeres incorporaran cada año e incluso en cada sesión, apuntes de la actualidad local o nacional, personajes reconocibles y situaciones que provocaran la risa y el comentario, de ahí que a las escenas clásicas del belén tradicional se sumaran otras de carácter estrictamente local que han arraigado de manera que hoy, más de 130 años después, no se entendería el Betlem de Tirisiti sin el contraste de los romanos persiguiendo a la Sagrada Familia junto al torero Clásico dando pases con su muleta, la anunciación a los pastores con el desfile de las escuadras de las filaes festeras.

El artífice de la continuidad del Tirisiti es, sin duda la familia de José Esteve Carbonell, conocidos como ‘los beletmeros’. Esteve unificó a principios del siglo XX los tres belenes existentes y aprovechó lo mejor de cada uno de ellos, centrando en el personaje de Tirisiti su espectáculo A lo largo de su historia el Tirisiti ha tenido innumerables ubicaciones, consolidándose tras la guerra de 1936 en la plazoleta del Fossar (frente a las Carmelitas). A partir de 1960 la familia de Esteve abandona la actividad y pasa por diversas circunstancias y entidades, incluidos varios años (entre 1961 y 1968) en que no se instala, hasta que en 1990 es el Ayuntamiento quien asume la tutela de este patrimonio popular alcoyano, delegando la gestión de las representaciones en el grupo de teatro alcoyano La Dependent.


TÉCNICA

Los títeres son de pie y varilla. Esto quiere decir que los muñecos, montados sobre varillas verticales, corren por el escenario por dentro de unas guías practicadas en su base entre los diversos elementos escénicos. Los manipuladores, desde abajo, imprimen con esta limitación los movimientos longitudinales, transversales y oscilaciones de las figuras, y llegan a dotarlas de una notable agilidad. Precisamente esta manipulación característica es uno de los factores que aporta más interés al Belén de Tirisiti, porque se trata de una técnica casi desaparecida en favor de otras como el hilo, el guante o el teatro negro.


EL TEXTO

La transmisión del texto ha sido oral hasta casi los años noventa del siglo XX. De todas formas, de la autenticidad de aquel que se utiliza actualmente hay memoria explícita y corroborada por los investigadores locales; así lo corrobora la documentación existente en las hemerotecas y, también, las entrevistas documentadas a lo largo de las últimas décadas, con la gente mayor que lo conoció a principios del siglo XX.

Con bastante certeza se puede asegurar que la versión actualmente representada es muy fidedigna respecto a la tradicional. En lo concerniente al texto, lo podríamos considerar bastante fijado en los años treinta del siglo pasado. En efecto, no hay en la representación ninguna alusión a factores posteriores a la década de los años veinte. Por otro lado, no es aventurado suponer que la supervivencia del Belén en los años difíciles de las décadas de los cuarenta y cincuenta, exigía obviar cualquier referencia al paréntesis republicano y a la dura situación del Alcoy de la posguerra.

El texto que se utiliza desde 1990 mantiene al cien por cien los contenidos originales transmitidos por las generaciones anteriores de belenistas, tiene el aroma de la inmediatez y, al mismo tiempo, el encanto de la superación del tiempo y el lugar actuales. Uno de los rasgos característicos del texto del Belén de Tirisiti es su carácter bilingüe.

FECHAS CLAVES

1960.- La familia Esteve lo pone a la venta tras 70 años de actividad. Lo compra Rafael Coloma Sempere y procede a una restauración de los muñecos de la que se encarga Antonio Mira Mondéjar.

1968.- Lo asume José Peidro Ferre ‘Foia’, pero sin barracón, utilizando para sus representaciones diferentes locales.

1973.- La Asociación de Amigos y Damas de los Reyes Magos pasa a tutelar el Tirisiti y encarga a Alejandro Soler nuevos muñecos y escenografía.

1975.- El 22 de agosto se derrumba el edificio donde se resguarda el Tirisiti y queda sepultado bajo los escombros destrozando figuras y escenario. Alejandro Soler reconstruye el belén.

1990.- El Ayuntamiento integra en el área de Cultura al Belén de Tirisiti. Encarga a Manolo Vidal el diseño de un nuevo barracón y al grupo de teatro La Dependent las actuaciones.

1992.- El nuevo barracón se instala en la Glorieta, como marco estable.

2002.- El 26 de noviembre la Generalitat Valenciana declara el Betlem de Tirisiti como Bien Inmaterial de Interés Cultural.

2004.- El Betlem de Tirisiti recibe el galardón al Mérito Cultural de la Generalitat Valenciana

2006.- Las representaciones abandonan el barracón y se trasladan al Teatro Principal, como sede permanente, cuyo patio de butacas se acondiciona especialmente para el Tirisiti.

2007.- ASSITEJ, la asociación para el teatro infantil y juvenil, concede su premio nacional al Tirisiti.


DATOS

Cada año, durante el mes de diciembre, se realizan unas 180 representaciones del Tirisiti, que duran unos 35 minutos.

El espectáculo tiene una media anual de 25.000 espectadores procedentes mayoritariamente de toda la Comunidad Valenciana.

Las figuras y la escenografía actuales son obra del artista Alejandro Soler

Especialistas de todo el mundo en el ámbito de los títeres se han interesado por la singularidad del Tirisiti con numerosas referencias en congresos, seminarios y encuentros internacionales.

El calendario de representaciones diferencia una primera fase, desde los primeros días de diciembre, para colegios y grupos concertados previamente y una segunda, a partir del 20 de diciembre y hasta el 5 de enero, para el público en general.

  

LOS PERSONAJES

Sobre el escenario se sitúan 38 figuras de varilla y 22 elementos escénicos.

Solamente dos personajes tienen voz propia: Tirisiti y El Sereno. El espectáculo discurre al ritmo de un narrador en off como hilo conductor y que establece diálogos entre los personajes y el público.

TIRISITI. El personaje central es El Ventero, que niega posada a José y María. Para sus intervenciones se utiliza una lengüeta que hace que al llamar a su esposa Tereseta suene como ‘Tirisiti’, lo que ha dado nombre al personaje y al propio espectáculo.

Viste manera distinguida, con lazo al cuello, camisa blanca y tocado con una barretina catalana de origen incierto. Se muestra con mal genio, engañado por su mujer que flirtea con el cura, torea y es perseguido por el toro, se burla de quienes trabajan y escapa con un globo que finalmente explota.

EL SERENO. Es uno de los personaje más esperados ya que establece diálogos con el púbico que le pregunta por la hora, llegando a enfadarse por la insistencia de los niños.

EL ABUELO. Es ya tradicional que provoque el abucheo de los niños por sus movimientos de enfadado y rabioso.

EL TORERO. Representa al popular torero de la zona Andrés Coloma ‘Clásico’. El toro también tiene su protagonismo como personaje persiguiendo a Tirisiti.

EL CLERO. Está constituido por el cura, el sacristán, el monaguillo y las beatas.

LA FIESTA. Aparacen dos escuadras de festeros con su cabo de escuadra. En los últimos años las filaes han patrocinado la confección de los modelos respectivos. También aparece San Jorge que protagoniza el acto de la Aparició y el castillo de fiestas.

LA SAGRADA FAMILIA. Centran las diferentes escenas bíblicas tradicionales del belén con la búsqueda de posada, el nacimiento, la adoración y la huída de Egipto. En estas escenas también participa la guardia romana y con un momento central la presencia de los tres Reyes Magos, respetando la idiosincrasia alcoyana de que el negro vaya en el centro.

OFICIOS. Son personajes figurante que completan la ambientación. Hay agricultores, pastores, artesanos, lavanderas, vendedores y la popular castañera.